Producir o Combatir

“... Toda persona dotada por el trabajo o por la Naturaleza del poder de crear, nunca debe olvidarse de cultivar el arte por el arte, no pedirle otros goces que los que él proporciona; ni más tesoros que los que vierte en el silencio y en la soledad. En una palabra: todo artista debería dejar siempre su superioridad a la puerta cuando entra en un salón , y no salir en su propia defensa, ya que, además del tiempo, contamos con un auxiliar más poderoso que nosotros. Producir y combatir son dos vidas humanas, y nunca somos lo bastante fuertes para cumplir dos sinos” Honoré de Balzac

Este fragmento lo leí en el prólogo del libro “La obra maestra desconocida” de Honoré de Balzac y desde entonces mi mente se abrió a un universo nuevo.

Vivimos en una sociedad cada vez más individualista y competitiva. Es una ola tan grande que reconozco que a nivel personal y como artista es muy fácil dejarse llevar y caer en ello. Pero a lo largo de los años he aprendido y experimentado en algo totalmente opuesto: en la riqueza de la comunidad.

Qué ciertas son esas palabras de Balzac cuando habla de la guerra entre: "producir y combatir”.

Qué mágico es poner todo nuestro esfuerzo en producir, crear, tomar todo aquello que está en tu interior y plasmarlo sobre una obra de arte.

Qué gozo tan grande experimentar y solo batallar entre colores, texturas y técnicas durante el proceso de creación. 

Qué increíble es el deleite cuando terminas algo en el que te sientes satisfecha.

Hablo de ese momento en el que la última pincelada acaba en tu firma y te sientas delante del lienzo para disfrutar de tu alegría. Es un proceso interior único e irrepetible de cada obra. Me encanta que Balzac no habla de la importancia de la crítica que otros hagan de tu pintura, si agrada o no a otros, si se vende o no tu obra.

El dejar nuestro ego a un lado en la sala de exposiciones, o, en esta época, en nuestras redes sociales. Se trata de esa experiencia íntima, genuina y personal que vivimos durante el proceso donde el éxito del resultado está en ti mismo, en lo que has aprendido trabajando.

Por otro lado Balzac habla de combatir y si dedicamos nuestro tiempo y esfuerzo en esto, debilitamos nuestra área de producir. Cuando nos enfocamos en defendernos, estar a la defensiva sobre lo que otros puedan pensar o decir de nosotros, de nuestro trabajo, etc. acabamos decepcionados y como dice un refrán español "mi gozo en un pozo”.

Mis años en Madrid viviendo en comunidad con otros artistas hicieron que experimentara esa gran verdad.

Allí no competíamos para ver quien era mejor, o si alguien nos estaba plagiando. Nos ayudábamos mutuamente y aprendíamos los unos de los otros. Ellos/as fueron quienes me animaron, me enseñaron e impulsaron a emprender mi negocio. Aprendí de la riqueza de la comunidad como herramienta de crecimiento. Por ejemplo: 20 artistas pueden pintar un mismo girasol con la misma técnica, pero los 20 van a ser diferentes porque cada uno pintará su propia visión de él.

Gastar fuerzas y pensamientos en comparaciones nos puede llevar a vernos mejores o inferiores a otros y eso nos afectará sintiendo emociones negativas con las que nos bombardearemos a nosotros mismos o haremos daño a otros. Todo ello hace que no podamos disfrutar de la plenitud que trae el trabajo creativo.

Cuando abrazamos la unión de la comunidad es como caminar en un campo lleno de flores (conocimientos) y hacer un precioso ramo con ellas para decorar nuestro hogar (nuestro interior).

Creo que todo esto también lo podemos llevar al dia a día aunque no seas pintor o músico etc. Así que para finalizar os dejo una pregunta que yo misma intento hacerme diariamente para examinarme y cambiar a mejor: ¿Qué áreas estoy combatiendo que quitan gozo y plenitud a mi vida? Qué cosas estoy haciendo para bendecir a otros con mis talentos?

Publicaciones Populares

Ansiedad: Apareció de repente y sin avisar.

Madre, artista y emprendedora al mismo tiempo

6 Tips de Decoración

Lucia Duque All Rights Reserved 2019