LUCIA DU​​​​QUE

10 Tips Para Pintar Con Acrílico

Empecé a pintar con acrílico en mi adolescencia.

La razón principal fue porque en comparación con el óleo es una pintura mucho más barata y aunque mis padres me animaban totalmente en mi vocación como artista, no tenían los recursos necesarios para que yo pudiera comprar otro tipo de materiales mas caros.

Así fue como ésta técnica me atrapó.

Para ser sincera, en esa época tenía muchos complejos de inferioridad con gente de mi edad que también pintaba, porque yo pensaba que para ser una buena artista tenía que saber la técnica del óleo, porque todos los grandes artistas pintaban con ello. ¡Que tontería!

Fui poco a poco conociendo las diferencias entre unas marcas de acrílico y otras, aprendí a base de errores a hacer mezclas, a degradar, a controlar el agua (algo muy importante también), y algunas cositas que te escribiré a continuación para que tengas en cuenta.

Mi gran descubrimiento fue en mi primer año de la escuela de artes.

Hice la especialidad en murales decorativos, y aunque aprendíamos diferentes técnicas, al final TODO lo hacíamos con acrílico. Así que mis años autodidactas en casa sintiéndome la peor, me sirvió para bien, pues eso hizo que sin darme cuenta pudiera dominarla tanto que estaba mas avanzada que otros compañeros.

Allí, estudiando a los pintores mexicanos y norteamericanos de principios del siglo XX encontré un mundo nuevo donde me sentía como pez en el agua.

Con la llegada de la revolución industrial y las resinas sintéticas,

ellos empezaron a fabricar sus propios acrílicos porque se dieron cuenta que era mucho más resistente, especialmente para los encargos de murales exteriores, muy versátil, secaba mucho más rápido y los colores eran muy brillantes entre otras muchas cualidades.

Hoy puedo decirte que el acrílico se ha convertido en mi técnica pictórica favorita. Y por ello quiero dejarte estos tips que espero te ayuden a mejorar pintando.

10 tips para pintar con acrílico.

1. Depende de la marca de pintura que uses, tendrás que dar más o menos capas para conseguir la opacidad y el tono brillante que deseas. Mi marca favorita es Golden, porque con un par de capas ya consigo el resultado que quiero. Es cierto que es la más cara, pero merece la pena ya que los pigmentos son muy intensos y un bote puede durarte mucho tiempo. También me gusta mucho Liquitex (de gama alta) y en España usaba la marca Vallejo.

2. Yo suelo preparar el lienzo con una imprimación de Gesso con una brocha de pelo muy suave. Con un par de capas a veces es suficiente. Cuando se seca, como la superficie suele quedar áspera, lijo la superficie con papel de lija y así se queda muy suave al tacto. He descubierto que haciendo esto mis pinceles lo agradecen, me duran mucho más y gasto menos pintura.

3. Cuando pinto, hago degradados o doy las primeras capas, intento ir de tonos más claros a más oscuros. Porque si hay algo que quiero cambiar, es más fácil de corregir. 

4. Siempre que dejes de usar un pincel y cambies a otro, tiene que estar en agua, porque sino, se te secará muy rápido y ya no podrás volver a usarlo. Para lavarlos simplemente con agua y jabón.

5. Los pinceles que yo uso son sintéticos:

  • cerdas finas si quiero hacer tintas planas o degradados
  • cerdas gordas para hacer texturas.

6. Si te equivocas al pintar y quieres corregir un color hay dos opciones: si la pintura está húmeda en el lienzo, échale agua y dale un poco con el pincel o con un trapo y se quitará. Si la pintura está seca y el tono es muy oscuro, la única forma es pintando esa parte con blanco y cuando se seque ya puedes añadir el color que querías. 

7. Cuando la pintura se seca, sube el tono de color y se hace un poco más oscuro (esto también varía dependiendo de la calidad de la pintura).  Así que si se te ha secado la mezcla de verde que estabas pintando y quieres continuar con el mismo tono, intenta que en tu paleta sea un poco más claro, así cuando se seque en el lienzo tendrá el mismo color.

8. La pintura acrílica seca muy muy rápido, así que para hacer degradados tienes que tener esto muy en cuenta. Controlar el agua es fundamental. Esto es algo que vas a ir aprendiendo con la práctica. No te frustres ni te desanimes. Lo conseguirás solo tienes que tener un poco de paciencia y empeño.

9. Si quieres usar técnicas mixtas grasas, (por ejemplo, yo a veces uso pasteles al óleo) Tienes que pintar primero con acrílicos. En el momento que empiezas a trabajar con óleo ya no podrás volver de nuevo al acrílico, ya que en el óleo su base es con aceite y la del acrílico con agua. Y como dice el dicho “el agua y el aceite no se llevan bien”. También tienes que tener en cuenta que las partes que hayas pintado con acrílico van a brillar más que las partes en las que hayas trabajado con óleo, así que te aconsejo que al terminar tu pintura, el barniz que uses sea para técnicas mixtas y de brillo para que no se note la diferencia.

10. Si quieres tener una textura como la de los cuadros de Van Gogh, yo uso una pasta moldeadora de color transparente que añado a mi mezcla de color. Así gasto menos pintura acrílica y es mucho más gruesa al pintar para darle ese efecto de grosura.

¡Espero que estos tips te ayuden y puedas disfrutar mucho pintando con ésta técnica!

Y si descubres algún tip más, me encantaría que me escribieras un comentario y así podemos seguir aprendiendo juntos/as.

Publicaciones Populares

Ansiedad: Apareció de repente y sin avisar.

¿Cuándo es el mejor momento para pintar?

Vivir una vida sin miedo al fracaso

Girasol Con Marco Gratis

Lucia Duque All Rights Reserved 2019